Traducción literaria

4-literaria

Este tipo de traducción requiere habilidades especiales por parte del traductor para asegurar la calidad del texto meta. El traductor profesional debe tener la creatividad y la soltura necesarias para conseguir el delicado equilibrio que existe entre la fidelidad al texto origen y la naturalidad del texto de llegada, que debe permitir una lectura que reproduzca lo más fielmente posible la experiencia vivida cuando el traductor leyó el texto de partida.

¿Cómo se factura la traducción literaria?

En mi caso, admito la facturación por número de plantillas, a lo que habrá que añadir un porcentaje por compensación y una pequeña parte del total de las ventas en concepto de derechos de autor.

Una plantilla equivale a 2100 caracteres con espacios y cada una se factura a 12 €. Para calcular el presupuesto, contamos el número de plantillas que formarán el texto original y lo multiplicamos por el precio por unidad. A esa cantidad, habrá que añadir el 15% como “compensación por recuento” que se aplica a los proyectos de traducción literaria presupuestados por plantillas.

Después de sumar esta cantidad, queda pendiente negociar el porcentaje de las ventas que se usará para pagar al traductor en concepto de derechos de autor.

Finalmente, me gusta solicitar que la editorial me envíe a modo de obsequio al menos un ejemplar impreso del libro traducido en cuestión.

¿Cómo puedo obtener un presupuesto personalizado?

Lo mejor siempre es estudiar cada proyecto de manera particular. Puedes pedirme un presupuesto a través de la sección de contacto que encontrarás en la página web. Recibirás una respuesta lo antes posible. Tras el presupuesto, se deberá firmar un contrato entre ambas partes.

Para este tipo de traducción, es obligatoria la firma de un contrato. En virtud del artículo 60 del texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual que establece que “El contrato de edición deberá formalizarse por escrito”.

¿Qué figura en el contrato?

Como requisitos mínimos, dicho artículo del T.R.L.P.I. establece que se deberá incluir:

  • Si la cesión del autor al editor tiene carácter de exclusiva.
  • Su ámbito territorial.
  • El número máximo y mínimo de ejemplares que alcanzará la edición o cada una de las que se convengan.
  • La forma de distribución de los ejemplares y los que reserven al autor, a la crítica y a la promoción de la obra.
  • La remuneración del autor, establecida conforme a lo dispuesto en el artículo 46 de esta Ley.
  • El plazo para la puesta en circulación de los ejemplares de la única o primera edición, que no podrá exceder de dos años contados desde que el autor entregue al editor la obra en condiciones para proceder a su reproducción.
  • El plazo en que el autor deberá entregar el original de su obra al editor.

También figurará el acuerdo sobre los derechos de autor otorgados al traductor.

Cabe mencionar que en caso de que la obra vaya a publicarse en formato electrónico, se utilizará otra variante del contrato aunque incluye conceptos muy similares.

Exención de I.V.A.

La Ley 37/1.992 del Impuesto Sobre el Valor Añadido (I.V.A.) establece en su Artículo 11 que:

Uno. A los efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, se entenderá por prestación de servicios toda operación sujeta al citado tributo que, de acuerdo con esta Ley, no tenga la consideración de entrega, adquisición intracomunitaria o importación de bienes.

Dos. En particular, se considerarán prestaciones de servicios:

1º. El ejercicio independiente de una profesión, arte u oficio.

[…]

4º. Las cesiones y concesiones de derechos de autor, licencias, patentes, marcas de fábrica y comerciales y demás derechos de propiedad intelectual e industrial.

Esto significa que, en principio, la actividad de traducción está sujeta a este impuesto.

Sin embargo, un poco más adelante, el Título II de esta Ley regula las exenciones a este impuesto, y en concreto, el Capítulo I, las exenciones a las Entregas de Bienes y Prestaciones de Servicios, estableciendo lo siguiente:

Artículo 20. Exenciones en operaciones interiores.

Uno. Estarán exentas de este impuesto las siguientes operaciones:

[…]

26º. Los servicios profesionales, incluidos aquellos cuya contraprestación consista en derechos de autor, prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guión y diálogos de las obras audiovisuales, traductores y adaptadores.

Se puede deducir que este tipo de servicio profesional prestado por el traductor está sujeto pero exento del Impuesto sobre el Valor Añadido (I.V.A.).

Contacto

Si me escribes mediante la página de contacto, como mencionaba antes, podremos estudiar con más detalle tu proyecto.

Así que si deseas un presupuesto personalizado, mándame tantos datos como se te ocurran con el objetivo de que yo pueda desarrollar una idea específica de tus necesidades y de la magnitud del encargo.

En breve, te informaré de mi disponibilidad y empezaremos nuestra colaboración profesional. Trabajaremos siempre con la idea en mente de proporcionar el mejor servicio posible al cliente.

Espero tus propuestas de trabajo con mucho interés.

*Véase también el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.