Traducción jurada

5-juradaEl servicio de traducción jurada solo pueden ofrecerlo los traductores que estén certificados para realizar la tarea. Mediante el registro que encontrarás en la lista publicada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, actualizada por última vez el 31 de agosto de 2016, podrás comprobar la lista de traductores acreditados en España para la traducción jurada. En esta lista, figuro como el número 10570 por la Región de Murcia.

La pareja de lenguas con la que trabajo es el francés para los documentos originales y el español para las traducciones.

¿Qué es la traducción jurada?

Una traducción jurada se diferencia de una traducción jurídica en que el traductor está acreditado a estampar su sello profesional que certificará que el contenido expresado en la traducción se ajusta fielmente al contenido del texto original.

¿Qué debe incluir una traducción para que sea jurada?

Además de la traducción propiamente dicha, para que un documento sea jurado debe incluir un anexo con determinada información. Debe figurar la identidad del traductor jurado seguido de una fórmula en la que certifica que ha sido él o ella quien ha realizado la traducción y se responsabiliza de la fidelidad de esta traducción al documento original. Después se acredita el número de páginas que componen el documento, la lengua de traducción y la fecha en que se ha realizado el trabajo. Además, debe incluirse el número de registro asignado por el Ministerio al traductor jurado. Por último, se firma y se sella el anexo así como cada página que componga el documento traducido.

¿Y la Apostilla de la Haya?

La Apostilla de la Haya es un sello especial que certifica la autenticidad y eficacia jurídica de una traducción jurada de manera internacional, en todos los países que hayan firmado el Convenio de la Haya. Así se evita el trámite de legalización diplomática y consular, de manera que se simplifican los trámites de certificación.

La Apostilla debe colocarse al final del documento original, puesto que el traductor jurado también tendrá que traducirla y reflejarla en la traducción. Dependerá del cliente si desea colocar la Apostilla antes de comenzar a traducir. ¿Cómo sé si necesito la Apostilla? La necesidad de Apostilla la determina la autoridad destinataria a la que se dirige el documento, lo mejor será preguntar en cada caso si es necesaria. ¿Y dónde puedo conseguir ese sello? Yo trabajo con documentos en francés para su traducción al español y l’Apostille de l’Haye en Francia, por ejemplo, la expide la Cour d’Appel. Cada país tendrá su organismo encargado de proporcionar el sello. A los documentos notariales españoles, les añade la Apostilla el Colegio de Notarios correspondiente. Si se trata de documentación judicial española, será competente el Ministerio de Justicia o los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas. Los expedientes académicos y certificados de estudios expedidos en España, deberán ser sellados por el Ministerio de Educación y posteriormente el Ministerio de Justicia añade la Apostilla.

¿Qué documentos se pueden jurar?

Casi cualquier cosa que sea necesaria para un trámite burocrático o un juicio. Como certificados de nacimiento, de defunción, testamentos, contratos, títulos de formación y estudios, etc.

¿Cuáles son mis tarifas como traductor jurado?

Las traducciones juradas igual que otros tipos de traducción se facturan por el número de palabras del documento original. Excepto que, como se trata de una temática especializada, la tarifa es ligeramente más elevada que en una simple traducción. El traductor jurado no solo provee el servicio de traducción, sino que ejerce la tarea de oficializar el documento al dar fe de que su contenido se ajusta fielmente al original y utiliza su sello y su nombre para certificar la traducción. Por este motivo, una traducción jurada siempre tendrá una tarifa mínima sin importar el número de palabras del texto, esa tarifa incluye el servicio de certificación de los documentos y una copia impresa de la traducción jurada. En mi caso, la tarifa mínima por proyecto será de 30 €, lo que equivale a documentos de 250 palabras o menos. Sobrepasado ese mínimo, se sumará a la factura la cantidad de 0,12 €/palabra. Como recordatorio, los precios no incluyen IVA. Por último, las traducciones juradas deben entregarse al cliente de forma impresa, esto implica que al precio final podría añadirse un recargo por los portes de envío. Si el cliente desea obtener más de una copia, la tarifa aplicable será del 25% del precio de la traducción jurada por cada copia extra que requiera.

Para concretar los detalles de un encargo de manera personalizada, ponte en contacto conmigo a través del formulario que encontrarás en esta web. Recibe mis tarifas en un presupuesto sin compromisos.