Revisión y corrección

 

Revisión y corrección

¿Estás buscando un revisor o corrector para tus textos en español? Hay muchas situaciones en las que alguien puede necesitar la ayuda de un revisor, ya sea para un documento escrito directamente en la lengua meta o un texto traducido que haya sido procesado por un traductor desde otra lengua de origen, y es particularmente útil cuando el español no es la lengua materna del redactor.

En este ámbito, realizo revisiones y correcciones para textos escritos en mi lengua materna: el español castellano. Si se trata de revisar una traducción, mis idiomas para el texto de partida son inglés o francés.

Los trabajos de revisión y corrección se realizarán habitualmente en pantalla con el “control de cambios” de Word. El cliente podrá, si lo desea, disponer de la versión definitiva, de la versión con las modificaciones señaladas o de ambas. Por defecto, yo enviaré la versión con las modificaciones todavía señaladas en anotaciones de color rojo. Por otra parte, si así lo desea el cliente, también puedo realizar las correcciones en papel. Para esto utilizaré el sistema de símbolos correspondiente, aunque yo dispongo de mi sistema, el cliente puede ofrecer una guía de los símbolos que la editorial prefiera utilizar. En caso de tener que realizar envíos de papel por correo, los gastos correrán a cargo del cliente.

¿Qué diferencia hay entre una revisión y una corrección?

La revisión, también conocida como edición, consiste en corregir el texto meta leyendo paralelamente el original y la traducción, oración por oración, en busca de posibles errores como la mala interpretación del texto de partida por parte del traductor, heterogeneidad en el uso del vocabulario, mal uso de la lengua en el texto de llegada… Se prodría decir que un revisor trabaja con el documento desde el punto de vista del estilo, la coherencia y la semántica, con el objetivo de mantener la fluidez y la claridad.

La corrección, por el otro lado,  consiste en verificar la ortografía, la gramática, erratas, la puntuación y la redacción. Se asegura de que no quede ningún error gramatical. Mientras que el revisor o editor trabaja en paralelo con el texto original, el corrector se centra en el proceso de examinar el borrador final de un documento, es decir, que trabaja solamente con el texto meta. En ocasiones, es posible que el corrector necesite consultar el documento original, pero lo ideal es que la corrección se realice después de haber realizado la edición, para asegurar la calidad final del texto meta.

¿Cómo se presupuesta una revisión o una correción?

Como siempre cada proyecto es único y para poder obtener un presupuesto detallado lo mejor será contactar conmigo para proporcionarme los detalles y que podamos acordar un precio razonable.

Para realizar el presupuesto, necesitaré disponer del archivo. Esto se debe a que mis tarifas para esta tarea se establece mediante una estimación del tiempo que tardaré en completar el encargo. Mi tarifa por hora real de trabajo es de 21 €/hora. Un texto que requiera pocas correcciones me ocupará menos tiempo y eso se apreciará en la factura.

Contacta conmigo

Lo mejor es discutir los detalles particulares del trabajo para cada proyecto. Contacta conmigo y hablaremos de condiciones, como el tipo de documento, la temática y el precio estimado de la tarea.